miércoles, 31 de agosto de 2011

Carta Nº1












Fue una extraña sensación

La que tuve ese día

En que te cruce después de tanto tiempo

Pude volver a verte

Te parecerá gracioso, pero para mí fue una eternidad

En la que tuve que confrontar a la Soledad

De mi oscura presencia

Para mí fue todo muy extraño, solo pensaba en percibirte

Me sentí como disperso, te sentí también dispersa

Nos saludamos fríamente, y en silencio

Junto a las frías aguas de aquella laguna

En la que nos conjugamos para humedecer nuestros cuerpos

Al salir de aquel sitio, lo único que hacia era observarte

Sobre aquella superficie liquida y cristalina

En la que deslizabas tu femenina figura

Sabes que no me marcharía sin ti

Pero solo recibí una fría respuesta de tus labios

Que me congelo el corazón y me lo lleno de sorpresa

Lo que siguió solo la neblina de mi mente puede recordarlo

Mas tarde, pasado esto seguimos nuestro rumbo

En medio de una conversación dispersa e insípida

Me preguntaste hacia donde me dirigiría

Entonces note que nos separaríamos y solo pude darte un obsequio

Aquel que días atrás no había podido entregarte

Pude notar la sonrisa que recorría tus labios

Y mi corazón intranquilo se calmo por esos instantes

Agonizante seguí solo mi camino, mientras veía como te alejabas

El silencio y la tristeza se apoderaban de mí

Lo único que pude pronunciar fueron palabras de desaliento

Me sentía caído, de algún modo vencido

Perdía a la belleza que había estado hace unos momentos junto a mí

Ahora yo era mi única compañía

Con un triste recuerdo tuyo, el de tu ausencia

Aun así no podré olvidar ni tu mirada, ni tu pulcro cuerpo

De niña, de mujer, de ángel...

VOS 2003

2 comentarios:

  1. - Me gusta mucho, sobre todo la parte de "Perdía a la belleza que había estado hace unos momentos junto a mí". Escribís/pintás/dibujas arte. ¡Seguí así genio! :)

    ResponderEliminar
  2. GRacias... por todas las flores mari... no veremos por ahI!!!!

    ResponderEliminar